Recomendaciones nutricionales para mantener y fortalecer nuestro sistema inmune

  • Reforzar la alimentación con alimentos ricos en:
    • Acidos grasos omega 3: pescados grasos (salmón, atún, trucha), aceite de lino o canola sin cocción, semillas de chía o aceite de chía.
    • Probióticos: kéfir de agua, de leche, yogures fermentados (tipo actimel, o casero), vegetales fermentados
    • Fibra (prebióticos): cereales integrales, verduras de hoja, frutas con cáscara
    • Antioxidantes: vegetales y frutas. A mayor variedad de colores, mayor variedad de antioxidantes
    • Cúrcuma:  altamente antioxidante y antiinflamatoria (leche con cúrcuma, en licuados, sopas, y comidas en general)

 

  • Evitar todos los alimentos ricos en grasas saturadas de origen animal, exceso de sal y azúcar y alimentos ultraprocesados e industrializados.

 

  • Comer variado y con moderación.

 

  • Hidratarse: mínimo 2 litros de liquido por día.

 

  • Dormir al menos 8 horas diarias, asegurar un buen descanso.

 

  • Practicar ejercicios de meditación, relajación o yoga.

 

  • Mantenerse en movimiento. Estar en casa no es sinónimo de no moverse. Planificar rutina de movimientos sin necesidad de equipos especiales.

 

  • Por ultimo, y lo más importante: mantener el buen humor, trabajar la paciencia y la tolerancia!!!

 

 

María Fernanda Cusa

Lic. en Nutrición

MN2300 MP 2604

Deja un comentario